Participantes

 

Contacto

 

El reformismo y la contrarrevolución

Estudios sobre Chile

PRESENTACIÓN

 

Ruy Mauro Marini

 

Fuente: El reformismo y la contrarrevolución. Estudios sobre Chile, Serie Popular, Ediciones Era, México, 1976, pp. 9-12. Se publica en Internet gracias a Ediciones Era. Páginas iniciales [PDF].


 

Reformismo o revolución es la alternativa de la izquierda y el pueblo, cuando ya sabemos, después de un año y medio, que el reformismo conduce inevitablemente al fascismo, en las condiciones políticas actuales de Chile.

Miguel Enríquez, discurso en un acto de masas en el local del sindicato minero industrial Schwager, en Coronel, provincia de Concepción, el 22 de abril de 1972.

 

...la experiencia de todas las revoluciones... [ha] demostrado que la democracia pequeñoburguesa es incapaz de conservar el poder, limitándose siempre a encubrir la dictadura de la burguesía, a ser el eslabón que conduce al poder absoluto de esta última.

Lenin, tesis del informe sobre la táctica del Partido Comunista de Rusia, III Congreso de la Internacional Comunista, junio de 1921.

 

Presentación

El propósito de este libro es ofrecer a los lectores un conjunto de textos, publicados de manera dispersa, que tienen como lazo de unión la referencia, explícita o implícita, a cuestiones de estrategia y táctica revolucionarias, que el proceso chileno de 1970 a 1973 puso en la orden del día. En su mayoría, los textos fueron escritos durante ese periodo. Hay dos excepciones: el primero, el más reciente de todos, en el cual, a casi un año de distancia de los sucesos en cuestión, intentamos presentar de manera más ordenada algunos aspectos que nos parecen de mayor relevancia para comprender lo que pasó en Chile, y el que constituye la Parte IV, redactado dos meses después del golpe militar, y posteriormente reelaborado, en el cual señalamos algunas implicaciones del trágico desenlace a que fue llevado el proceso chileno y las posibles perspectivas.

El ordenamiento de los textos tiene su razón de ser. Es así como, tras esbozar en el primer ensayo una visión global del proceso desde la perspectiva que nos interesa aquí —las estrategias de la izquierda—, reunimos en la Parte II un conjunto de análisis particulares que permiten profundizar ciertos señalamientos hechos anteriormente. La ausencia de un examen de la evolución del movimiento de masas (que teníamos parcialmente elaborado al momento del golpe militar, pero que tuvo el destino común de toda la producción intelectual caída en manos de los militares: el fuego), nos llevó a colmarla con datos provenientes del servicio de información del Movimiento de Izquierda Revolucionaria; esos datos, basados en fuentes oficiales, extraoficiales y del propio MIR, se publicaron como anexos a informes y resoluciones de su Comité Central. En el exterior había ejemplares que pudimos consultar.

La Parte III, constituida por artículos publicados en un órgano de circulación semanal, tiene como objeto dar al lector la posibilidad de ver cómo eran captados en su contingencia los hechos, algunos de ellos ya integrados en una perspectiva más global en la Parte I. El lector se dará cuenta de que el curso mismo del proceso chileno nos obligaba a plantear cuestiones de mayor trascendencia, no ya desde un punto de vista meramente teórico, sino como única manera de tener una base más sólida para señalar soluciones. La inclusión de un artículo, escrito dos semanas antes del golpe, en que, al mismo tiempo que planteábamos abiertamente la diferencia entre el gobierno de la Unidad Popular y el movimiento de masas, intentábamos establecer cuáles eran las tendencias más profundas que se desarrollaban en el seno de éste, demuestra cuán avanzada iba ya la capitulación del gobierno ante la reacción burguesa, y de ahí la posibilidad concreta de que el golpe asumiera un carácter mucho más blando que el que acabó por revestir. En este caso (y es, como lo señalamos en la Parte I, la razón por la cual los “duros” se adelantaron a cualquier componenda entre la UP y la Democracia Cristiana), esas tendencias hubieran seguido vigentes, en lugar de reabsorberse en el movimiento de masas y permanecer, cual permanecen, como una amenaza constante, ante la cual el régimen militar responde con la más terrible represión.

El lector no podrá sacar de aquí todas las enseñanzas, o por lo menos no todas las de mayor relevancia, que encierra el enfrentamiento de clases más radical —y por esto mismo el más aleccionador— observado en América Latina. Pero tendrá elementos para reflexionar con mayor seguridad y entender mejor cómo y por qué el reformismo, por el hecho mismo de sacudir hasta sus cimientos la sociedad burguesa sin atreverse a destruirla, acaba por constituirse en la antesala de la contrarrevolución.